¿Qué debo hacer si sufro una mordedura de perro?

//¿Qué debo hacer si sufro una mordedura de perro?

¿Qué debo hacer si sufro una mordedura de perro?

Los perros pueden traer una cantidad increíble de alegría a la vida de una persona. Para algunos, un canino es una mascota de la familia, para otros, los perros son similares a los niños. Desafortunadamente, los perros y los cachorros ocasionalmente pueden comportarse fuera de lugar y morder inesperadamente a alguien. Es útil estar preparado y tener conocimiento sobre qué hacer durante esos momentos estresantes, no solo por su bien, sino también por el dueño de la mascota y el perro.

Qué hacer después de una mordedura de perro:

  • Póngase a salvo y mantenga la calma
  • Evaluar y cuidar las heridas
  • Buscar tratamiento medico
  • Tome fotografías detalladas y documentación
  • Reportar la mordedura de perro
  • Póngase en contacto con un abogado

Las estadísticas de mordeduras de perros proporcionadas por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades muestran que cada año en los Estados Unidos más de 4.5 millones de personas son víctimas de mordeduras de perros. Por eso es importante estar al tanto de sus alrededores mientras esté en compañía de un canino. No importa si se trata de un cachorro o un adulto, un perro con el que ha crecido o un perro de refugio recientemente adoptado. Todos los perros tienen el potencial de causar daño en ciertas situaciones.

Después de que ocurra la mordedura de un perro, es importante abordar de inmediato la situación y documentar claramente todo. Sin embargo, antes de hacer nada, asegúrese de evaluar la herida de la mordedura y asegúrese de que se brinde atención médica a la persona que fue mordida.

Póngase a salvo y mantenga la calma

En primer lugar, ponerse a salvo. Asegúrese de que el peligro haya pasado y que el perro ya no esté en el área para que no haya más lesiones en ninguna de las partes. Mantenga la calma, especialmente si los niños están involucrados, ya que se sentirán más molestos y experimentarán un mayor nivel de trauma si los adultos entran en pánico. 

Evaluar y cuidar las heridas

Una vez que tenga el control del animal y esté seguro, ubique la herida y presione suavemente para ayudar a promover el sangrado. Esto naturalmente ayudará a eliminar algunas de las bacterias que pueden estar presentes en la saliva del perro, así como en la piel de la persona que fue mordida. Lave y limpie la herida con agua jabonosa, lo que también disminuye el riesgo de infección. Luego use un paño limpio para aplicar presión sobre la herida y elevar si es posible.

Trate de determinar la severidad de la herida. Las mordeduras de perros, especialmente de los pit bulls, pueden resultar en heridas punzantes profundas y pueden implicar el desgarro de la piel. Incluso si la herida no parece ser grave, es importante consultar a un médico tan pronto como sea posible. Un profesional médico podrá limpiar la herida a fondo y ayudar a prevenir infecciones. Los signos de infección pueden incluir enrojecimiento, calor, dolor, hinchazón en o alrededor de la mordedura. Naturalmente, habrá una pequeña cantidad de enrojecimiento y dolor, pero si persisten durante más de 24 horas y / o incluyen algún derrame de la herida, busque tratamiento médico.

Asegúrese de hablar con los dueños de las mascotas sobre las vacunas de las mascotas y obtener copias de los certificados de vacunas contra la rabia y otras vacunas. El tratamiento médico puede justificarse para recibir una vacuna contra el tétanos, independientemente de la gravedad de la lesión.

Buscar atención médica

Los ataques de perros pueden resultar en pequeñas heridas punzantes o pueden ser mucho más graves. De cualquier manera, se recomienda que se busque atención médica, independientemente de la gravedad visual o la ubicación de la herida. Esto es especialmente cierto si la víctima es un niño pequeño. Dado que los niños no siempre son capaces de verbalizar problemas médicos, es imperativo que un médico examine la herida para asegurarse de que no haya daños subyacentes y que la herida se limpie correctamente.

Las mordeduras de perro pueden causar el tétanos que puede afectar el sistema nervioso y es muy grave. Un médico puede determinar la extensión de las lesiones y determinar si se requieren suturas. Las suturas ayudarán a eliminar cualquier cicatriz potencial, pero dependiendo de la ubicación de la herida, puede ser una mejor idea no obtener puntos de sutura, ya que al hacerlo aumenta el riesgo de infección. Asegúrese de discutir esto con su médico.

Generalmente, un médico de la sala de emergencias limpiará y tratará la herida. En muchos casos, esto puede ser suficiente, sin embargo, se puede garantizar una derivación a un cirujano plástico dependiendo de la ubicación y la gravedad de la herida.

Buscar atención médica también proporcionará un registro detallado, claro y conciso de cualquier daño que se haya hecho como resultado de la mordedura del canino. Los hospitales a menudo tienen pautas específicas con respecto a los requisitos de notificación de mordeduras de animales. Algunos contactan a la policía o al control de animales sin importar la ubicación de la mordedura, mientras que otros solo informan si la mordedura está por encima de los hombros o en la cara.

Tome fotografías detalladas y documentación

Si es posible, asegúrese de obtener información detallada no solo sobre el perro, sino también sobre la compañía de seguros de la persona, y sobre cualquier otro problema que el perro haya tenido en el pasado. Por ejemplo, si el perro tiene un historial de mordeduras, es muy importante tener esa información. Tomar fotografías de la herida por mordedura, documentar la ubicación de la herida y escribir una declaración detallada sobre lo que sucedió justo antes del ataque del perro supondrá una diferencia significativa si hay una demanda o una discusión sobre un acuerdo.

Asegúrese de obtener las declaraciones de los testigos, la información de contacto de los testigos y su relación con el dueño del perro. Desafortunadamente, independientemente de si el canino que mordió fue un perro propiedad de un miembro de la familia, un amigo, un vecino o un extraño, puede ser necesario buscar un abogado para poder pagar las facturas médicas o para tratar cualquier problema psicológico que sea el resultado del incidente. Esto puede poner una tensión en cualquier relación. Al asegurarse de documentar lo que ocurrió y cómo sucedió, a menudo puede evitar que surjan dificultades más adelante.

Tener toda la información no significa automáticamente que va a iniciar una acción legal contra el dueño del perro o que quiere causarles problemas. Significa que puede obtener todos los detalles que necesitará si en el futuro las cosas salen mal o se complican. Tenga en cuenta que es más fácil tener información y no necesitarla que regresar e intentar recrear o recordar lo que sucedió.

Reportar la mordedura de perro

Asegúrese de informar la mordedura del perro inmediatamente a su departamento de control de animales o policía local, dependiendo de la gravedad y la ubicación de la mordedura. También es una buena idea llamar a su compañía de seguros para ver si el seguro de propietario de vivienda puede cubrir los costos asociados con el tratamiento médico para las heridas por mordedura de perro. Cuando hace un informe, no significa necesariamente que algo negativo le sucederá al perro involucrado. La mayoría de las veces, si la mordedura no es grave, el perro será puesto en cuarentena para asegurarse de que no haya problemas de salud. Un oficial de control de animales a menudo visitará la casa del perro y se reunirá con el perro para asegurarse de que haya guardias de seguridad adecuados en su lugar, tales como cercas y puertas. Ese mismo oficial se asegurará de que el perro tenga la licencia adecuada y evaluará si se deben emitir citaciones.

Hay casos de mordeduras de perros en los que el animal puede resultar demasiado peligroso como para dejarlo en la casa o con el dueño. En estos casos, el control animal tomará al perro. Puede haber una audiencia que puede resultar en una multa o quizás en algo más serio. Sin embargo, cuando esto sucede, puede ser estresante tanto para el dueño del perro como para la persona que fue mordida. Muchas veces, los perros pueden ser como miembros de la familia, por lo que puede ser muy triste para todas las partes. Sin embargo, siempre hay que recordar que mantener a las personas seguras debe ser la primera prioridad. No hablar cuando hay un perro que puede ser peligroso para las personas puede llevar a más problemas en el futuro si el perro vuelve a morder. Entonces, por más difícil que sea informar a un perro, las consecuencias legales y de salud de no hacerlo pueden ser muy graves o incluso potencialmente mortales.

Póngase en contacto con un abogado

Las compañías de seguros pagaron más de $ 530 millones en reclamaciones por mordeduras de perros en 2014. En 2017, según el Instituto de Información de Seguros, las reclamaciones de responsabilidad de propietarios de viviendas alcanzaron casi $ 700 millones. Y aún así, muchas mordeduras de perros no son reportadas. The Insurance Journal, una revista y una publicación en línea que trata todos los temas relacionados con los seguros estimados en 2015 por estar involucrado en un reclamo por mordedura de perro, le costó a las aseguradoras de viviendas un promedio de $ 32,000. Agregue inflación y lo que obtiene son muchos costos potenciales tanto para el propietario como para la desafortunada persona que es mordida.

La persona promedio no tiene $ 32,000 adicionales para hacer frente a los costos médicos y de otro tipo asociados con la mordedura de un perro. Teniendo en cuenta esos números, es fácil comprender por qué los abogados de mordeduras de perros son algo que debe tener en cuenta, sin importar de quién esté involucrado el canino, cuánto le importa la mascota o qué tan cerca están los dueños de los perros con alguien.

Además de la asistencia legal que brindan los abogados de mordeduras de perros, es más fácil que un “intermediario” se ocupe de todo lo relacionado con las mordeduras de perros que de lidiar con usted mismo. Esto es especialmente cierto si un familiar o amigo cercano es el dueño del perro en cuestión. Un abogado ayuda a mantener a raya los sentimientos negativos ya que no es usted quien hace las cosas, es su abogado. Ese grado de separación puede significar la diferencia entre crear un rencor de por vida o salir de un incidente de mordedura de perro y ser capaz de permanecer amistoso. A menudo, también es la única forma en que podrá obtener la compensación adecuada de la compañía de seguros.

Si tiene un perro, para su protección, asegúrese de tener un seguro de propietario o de inquilino para que esté cubierto si su perro muerde a alguien. Incluso puede considerar consultar a un abogado para determinar qué derechos y responsabilidades tiene como dueño de un perro. Enseñe a los niños a reconocer las señales emitidas cuando un perro está agitado o agresivo. Al estar al tanto de su mascota y las de otras personas, puede ayudar a reducir la cantidad de mordeduras de perros que se producen.

Es importante buscar atención médica después de un ataque de mordedura de perro. Documente todo lo que pueda y solicite la asistencia de un abogado. Tomar la acción adecuada cuando estás involucrado en este tipo de situación estresante puede hacer una gran diferencia en el resultado final. Si está sufriendo una lesión por mordedura de perro, comuníquese hoy mismo con Acadia Law Group para una consulta legal gratuita. Podemos trabajar con las compañías de seguros y todas las partes involucradas para asegurarnos de que reciba una compensación adecuada por sus lesiones.

2019-05-31T19:56:00+00:00